Protección Auditiva

Confía en oirvisión para cuidar tu audición

Nuestra sensibilidad auditiva futura depende en gran medida de cómo la cuidamos hoy. La exposición a ruidos por encima de los umbrales recomendados es dañina para nuestra audición a medio y largo plazo, especialmente si las exposiciones son prolongadas y repetitivas o constantes.

En oirvisión te contamos cómo cuidar tu audición

Cuando hablamos de audición y su pérdida hay dos factores que se deben tener en cuenta sobre los demás: la edad y la exposición a ruidos intensos. Respecto al primero no podemos hacer nada pero en lo que afecta al segundo debemos ser responsables y, por tanto, actuar en consecuencia.

Las personas que pasan mucho tiempo expuestas a ruidos por encima de los umbrales recomendados tienen una mayor predisposición a sufrir pérdidas auditivas más graves según se van haciendo mayores. En esta situación se encuentran, por ejemplo, las personas que en su jornada laboral están sometidas a ambientes ruidosos y no toman medidas o, también, las personas que en sus horas de ocio practican actividades insalubres desde el punto de vista auditivo.

Al respecto de los ambientes laborales ruidosos, por ejemplo aeropuertos y fábricas, la legislación defiende a los trabajadores y ya en el Reglamento de Prevención de Riesgos Laborales se establecen los protectores auditivos como EPIs, o Equipos de Protección Individual, que deben emplearse siempre que existan ruidos por encima de los umbrales admitidos. De este modo va a ser la propia empresa la que facilite dicha protección y es responsabilidad del operario usarlos. De nada sirve que la empresa disponga de protectores auditivos si luego es el propio trabajador el que no los usa.

Al respecto de los problemas de pérdida auditiva se está observando que cada vez es más joven la edad en la que se empieza a perder sensibilidad auditiva. La sociedad en la que vivimos no respeta los niveles de ruido y prueba de ello es el uso, por ejemplo, de los reproductores de música personales en los que la música se escucha a niveles dañinos para la audición.

Las ciudades han convertido los ruidos en algo habitual y ya nos hemos acostumbrado a ellos, pero eso no significa que no sean dañinos. A largo plazo acabaremos pagando las consecuencias si no tomamos medidas y en estos casos la única consiste en la protección.

En el centro auditivo oirvisión, en la calle Bavo Murillo 318 de Madrid, disponemos de todo tipo de protectores auditivos adaptados a sus necesidades particulares. Pase por nuestro gabinete auditivo para que podamos conocer de primera mano sus necesidades y le ofreceremos la protección auditiva que necesita.

home nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto