Alarma

Los peligros de la pérdida auditiva

Perder audición, además de perjudicar nuestra calidad de vida y hacernos renunciar a nuestras rutinas y hábitos, también nos hace asumir más riesgos de lo normal si no ponemos remedio.

La pérdida auditiva y los riesgos y peligros que conlleva

Muchas personas que pierden audición, y no han buscado remedio, ignoran el verdadero peligro al que se enfrentan. Las personas que no escuchan en buenas condiciones se enfrentan a peligros que desconocen. En muchas ocasiones, el ruido es un aviso o señal de algo que puede estar ocurriendo y que, gracias a esa advertencia vamos a poder evitar. Como ejemplo de estas situaciones podemos indicar los siguientes casos:

  • a la hora de cruzar una calle oír una bocina o un claxón de un vehículo nos puede advertir de cierto peligro
  • oír unas sirenas también nos va a avisar de que un vehículo estará circulando a gran velocidad
  • las ollas emiten ruidos que nos van a permitir saber que tenemos que bajar el fuego
  • las alarmas nos avisan de que algo está ocurriendo
  • el sonido del despertador nos avisa de que debemos levantarnos
  • la megafonía se emplea en muchos lugares públicos para advertir de situaciones anómalas o excepsionales.

Podríamos seguir con muchos más casos en los que el sonido en vital para conocer la situación a la que nos enfrentamos. Por este motivo las personas que pierden audición deben tener en cuenta que, además de la imposibilidad de comunicarse con sus familiares, amigos y compañeros, también se someten a unas situaciones de riesgo que las personas que escuchan bien no asumen.

En oirivisión, centro auditivo madrileño, queremos concienciar a la población de la importancia de oír en buenas condiciones y de tomar medidas cuando la audición se va perdiendo. Por ello ofrecemos nuestro gabinete auditivo para que puedan someterse a la evaluación auditiva gratuita correspondiente. La mejor manera de cuidar la audición es protegiéndose contra ruidos, sobre todo durante períodos de exposición prolongados, y además sabiendo que debemos someternos a una evaluación y revisión auditiva rutinaria cada año.

home nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto