Audífonos en oirvisión

Adaptación única en pérdidas auditivas

En el campo audiológico no existen soluciones magistrales sino que cada caso de pérdida auditiva se debe tratar de un modo totalmente personalizado y adaptado. En oirvisión tratamos a cada persona de un modo totalmente personalizado.

Podríamos pensar que cuando una persona advierte que pierde audición bastaría con suministrarle unos audífonos y el problema quedaría resuelto, pero nada más lejos de la realidad. Cada pérdida auditiva debe ser tratado de un modo individualizado.

Tras la correcpondiente evaluación auditiva dispondremos de los datos objetivos referente a la pérdida auditiva en concreto, tipo y gravedad de la misma. Además de esta información debemos conocer también a nuestro paciente de un modo personal. Gracias a este conocimiento podremos recomendarle los audífonos que mejor se van a adaptar a su ritmo de vida. Como cada persona es un mundo esta información es vital puesto que de ella va a depender que siga llevando el mismo ritmo de vida, que no renuncie a sus aficiones ni a sus rutinas.

La pérdida auditiva, en función del grado, la podemos clasificar según los siguientes grupos:

  • Audición Normal, se define como el umbral de audición tonal que no sobrepasa los 20 dB HL en la gama de frecuencias convencionales (las que empleamos normalmente en las conversaciones).
  • Hipoacusia leve, cuando la pérdida no es superior a los 40-45 dB HL.
    En estas situaciones cuesta entender las conversaciones cuando el ambiente es ruidoso.
  • Hipoacusia moderada, cuando la pérdida está comprendida entre los 40-45 y los 70 dB HL.
    En estos casos ya es necesario contar con prótesis auditivas para poder entender el habla.
  • Hipoacusia grave o severa, en esta caso la pérdida se encuentra entre los 70 y los 90 dB HL.
    Para las personas que sufren este grado de pérdida de audición son necesarios audífonos o protesis muy potentes o implantes.
  • Hipoacusia Profunda: cuando la pérdida es superior a los 90 dBHL, estas son las personas que simplicando decimos que padecen sordera. Recurren al lenguaje de los signos, la lectura de labios y a implantes.
home nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Saber más

Acepto